“La guerra trata de arrebatarle a uno su esencia de mujer”, suboficial Diana Ortiz

En falda y tacón puntilla, así recuerda Diana Stella Ortiz su primer desfile con las Fuerzas Militares el 20 de julio de 1992. Ese día marchó junto a otras 24 mujeres, las primeras en formar parte del Ejército Colombiano. Estudió periodismo, pero cuando escuchó que la igualdad había llegado a la institución y finalmente podría servirle a su país, no dudó en presentarse.

Ortiz es la más antigua suboficial de la Fuerza Aérea. Ha participado en misiones a en todo el país, en especial de lucha contra los grandes cárteles del narcotráfico y los grupos armados al margen de la ley. Ahora que el acuerdo de paz está en proceso de implementación, se encarga de transmitir un mensaje reconciliación a los futuros soldados del país.

¡Pacifista! habló con ella sobre su historia, las mujeres víctimas, las victimarias y las militares de Colombia.
¿Cómo llego a las fuerzas militares? Yo ingresé hace 25 años. Tuve el privilegio de entrar a la institución después de décadas en las que sólo los hombres eran llamados a servir a la patria. En 1992, la Fuerza Aérea pensó en las mujeres porque somos dedicadas, consagradas y perfeccionistas. Abrió 25 vacantes en áreas tecnológicas como periodismo, contabilidad, administración, odontología, entre otras. Ese fue un programa piloto, pero ahí demostramos la importancia de la mujer dentro de las Fuerzas Militares. Les abrimos el camino a 500 suboficiales y también a las primeras mujeres formadas en nuestras instituciones en 2007. Hoy en día, detrás de todo está una mujer. Si un avión se daña, la mujer está ahí. Si se necesita información de inteligencia, la mujer también está ahí.

¿Cómo lograron abrir el camino para las mujeres en un terreno por 70 años dominado por hombres? Los hombres ya estaban mentalizados para que entráramos nosotras, pero la cosa no fue sencilla. Cuando entré, todavía estábamos en la ‘hora Gaviria’, y el batallón quedaba en Madrid, Cundinamarca. Nos tocaba bañarnos a las 4 de la mañana con agua helada. El nivel de exigencia era muy duro. Además, la igualdad aún no se sentía. El primer desfile del 20 de julio, a las mujeres nos hicieron marchar en falda y tacón puntilla, desde la Plaza de Bolívar hasta el Parque Nacional. Hoy , la igualdad se ve mucho más hasta en esas cosas. Ya no vamos en tacón puntilla, ahora es en pantalón y zapatos de charol.

VER ARTICULO COMPLETO http://pacifista.co/la-guerra-trata-de-arrebatarle-a-uno-su-esencia-de-mujer-suboficial-diana-ortiz/

Dpto. Comunicaciones

Dpto. Comunicaciones2137 Posts

<p>ACORE es la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares.<br /> Nuestra misión está encaminada a velar por el bienestar de los Acorados y sus familias.</p>

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password