XXI encuentro en el Eje Cafetero

XXI encuentro en el Eje Cafetero

Acorados, “cafeteriando”

 

Entre el 4 y el 8 de agosto pasados, un grupo de Acorados participó en nuestro tradicional encuentro anual, que en su versión 2016 tuvo como escenario el ensoñador paisaje del Eje Cafetero.

Los Acorados llegaron por Pereira, Risaralda, y de ahí tomaron rumbo a Quimbaya, Quindío, municipio donde se alojarían en el hotel La Heliconias. El recorrido se caracterizó por la calidez de las personas que los recibieron y atendieron durante el desplazamiento.

La obligada visita a Panaca fue la primera actividad en esta apretada agenda de cinco días. Allí, los Acorados observaron de manera especial caballos de diferentes razas: árabes, españoles, percherones y aquellos tiernos y simpáticos como los pony.

En la tarde y en la noche del 4 de agosto, los Acorados disfrutaron de un vistoso show con estos animales de granja. En el espectáculo se hizo presente otra especie de la familia de los équidos: los burros o asnos.

Las poblaciones cafeteras son muy agradables. Ambientes auténticamente típicos y caracterizados por la armonía y colorido de sus casas, cuyos propietarios cuidan con esmero y engalanan de manera vistosa.

En Finlandia, la plaza sirvió de marco ideal para saborear un exquisito café, el mejor de los mejores. Luego, visitar y apreciar la belleza de su iglesia, que para muchos visitantes frecuentes pasa desapercibida. Ahí fue la primera foto del kínder de Acorados con su presidente: más fácil organizar 10 micos…

Al día siguiente, caminata por el Valle de Cocora, hogar principal del árbol nacional de Colombia, la palma de cera del Quindío, y también de una gran diversidad de flora y fauna que está en peligro de extinción. Pese a ser un paraje despoblado, la caminada bien vale la pena; de paso, más de uno recordó que hace como 40 años en la zona estaba situada una base militar con la gran responsabilidad de prestar seguridad en la región.

Los Acorados caminaron, hicieron ejercicio, contemplaron el hermoso paisaje y recordaron viejas épocas e historias… refrescarse en la quebrada no estaba de más. Eso sí, nadie sabe en qué estaba pensando nuestro presidente: “¿todo está cerrado?”

Salento y su calle peatonal, perfecta para el comercio de hermosas artesanías, escenario además de la pausada y amorosa caminata de por lo menos tres parejas de Acorados: los García, los Urquijo y los Rodríguez.

En este municipio, un agradable almuerzo renovó energías de los caminantes, quienes reanudaron las compras de recuerdos para llevar… Luego entraron a la iglesia y elevaron una oración al Todopoderoso, señal de gratitud por la oportunidad de disfrutar de tan buen encuentro.

En el Parque del Café, montar en teleférico para llegar a la plaza típica, que emula la de cualquier pueblo cafetero, con una pequeña capilla, la estación de bomberos, la galería de comercio y restaurantes y la réplica de la estación del tren de Medellín. En este lugar, los Acorados abordaron los vagones que los llevaron a recorrer el lugar. De regreso, muchos prefirieron caminar entre jardines y árboles, escuchando el canto de infinidad de aves.

Todos posaron para muchas fotos y después almorzaron frugalmente, antes de pasar a presenciar el show del café, el cual quedó en el recuerdo y la memoria porque no se permiten fotos ni videos. Al término del espectáculo, caminata obligada por el ‘bambusario’, lugar paradisiaco donde un barranquillo, ave de hermosos colores azules y verdes, deleitó con su canto a los desprevenidos caminantes.

Allí, antes de ingresar, posen pa’ la foto con el sombrero y pañuelo típicos, ambos bien paisas, para llevar un un grato recuerdo. Tocó dividir el grupo en dos: mucha gente pal pequeño escenario…

Encuentro que se respete tiene su ¡fiestaaaaa!

El salón, decorado con elementos típicos cafeteros, incluida la tienda y los vestidos, fue el marco ideal para la fiesta. Al principio tocó rogar para que bailaran, pero cuando se animaron quién dijo miedo: se rumbearon hasta los comerciales como se dice popularmente.

Muchas parejas de Acorados demostraron sus destrezas en el baile, dando a entender que llevan años de perfecto compás. Y los que no tenían pareja, pues a bailar solas y solos y a divertirse en grande, que pa’ eso son las fiestas; eso sí, primero unas cuantas copitas como para calentar los ánimos.

Los Acorados querían seguirla hasta el amanecer, sólo que en el hotel son muy respetuosos de sus huéspedes y la rumba no se puede alargar más allá de las 2 am…

 

Seccional Quindío, con sede propia…

No podía faltar la visita a Armenia, en cabeza del presidente de la seccional, general Tovar, quien recibió a los Acorados del país en su sede propia. Bien bonita que la tienen y cuenta con todos los juguetes: cocina, comedor, sala de juegos y salón para ver fútbol, realizar conversatorios o festejar algún cumpleaños.

Para los Acorados que necesiten ir a Armenia, la sede cuenta con dos habitaciones a precios módicos. Está ubicada en un lugar excelente de Armenia. He aquí la foto donde fue posible cuadrarlos a toditos para que quedaran bien boniticos…

A grandes rasgos y con estas fotos, el periódico ACORE registra con mucho gusto el XXI encuentro de la asociación, organizado por Teresa Romero, quien contó con el apoyo de la sede nacional y la seccional.

¡Gracias a todos por su muy grata participación!

vea la Galeria de fotos aqui

 

Articulo publicado en el periodico del mes de septiembre de ACORE edición 563

Dpto. Comunicaciones

Dpto. Comunicaciones2066 Posts

ACORE es la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares. Nuestra misión está encaminada a velar por el bienestar de los Acorados y sus familias.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password