LA OBLIGACIÓN INSTITUCIONAL DE ESCRIBIR LA MEMORIA

Por: Capitán de Navío Juan Manuel Paris Bermúdez

 

Con la mirada de la memoria histórica, lo más complejo de este conflicto es que precisamente somos colombianos en contra de colombianos, en territorio colombiano y esta complejidad genera y obliga que las políticas de memoria, tengan una prioridad importante en el actuar de cualquier comandante, en cualquier nivel de guerra.

TAL VEZ ES nuestro origen, tal vez es la política, tal vez es nuestra historia, tal vez sea nuestra cultura, lo cierto es que las Fuerzas Militares de Colombia se han visto obligadas en los capítulos de la historia reciente de este país a participar de forma activa y protagónica en la intervención, a lo largo y ancho del territorio, para mantener el orden público, escenarios tan complejos como las selvas tropicales, los llanos orientales, las cordilleras y los mismos cascos urbanos de las pequeñas y grandes ciudades, los retos son inmensos, asumiendo roles que a la luz de la constitución política genera discusiones en muchos ámbitos, pero sea lo que sea la actividad militar tienen la obligatoriedad de mantener la seguridad y la defensa de la vida y honra de nuestros compatriotas.

La Armada Nacional de manera privilegiada asumió en este trajinar del conflicto, responsabilidades terrestres en varios rincones dela geografía colombiana, logares donde la única representación del Estado es un marino, con ganas de acertar y sacrificar su vida con ímpetu triunfador al servicio de la comunidad y su país.

Todos tenemos muy cerca grandes historias de marinos que por fuera de su hábitat natural, han dejado un legado y sacrificio que debe enorgullecernos a todos, pero cuyas historias de vida no han sido documentadas para salvaguardar la memoria histórica institucional. La institución debe aprender de estas lecciones que estos modelos han tenido que sortear, en las relaciones con la comunidad, en los apoyos ofrecidos con recursos escasos pero que son muestra de un paternalismo de la institución por el ser humano.

 

Por lo anterior debe haber dos grandes piedras angulares, una que es la política archivística institucional y la otra que es la política de la memoria, esta última es un gran insumo de la primera, pero si bien es cierto que si el archivo funciona vamos a tener de donde referenciar en un futuro nuestro actuar, en cualquier operación armada y no armada. Y tengamos la seguridad, que si cumplimos con la obligación moral de publicitar las historias de vida de nuestros marinos, haremos visibles un centenar de héroes que se volverán referentes para las generaciones jóvenes de esta sociedad.

Con la mirada de la memoria histórica, lo más complejo de este conflicto es que precisamente somos colombianos en contra de colombianos, en territorio colombiano y esta complejidad genera y obliga que las políticas de memoria, tengan una prioridad importante en el actuar de cualquier comandante, en cualquier nivel de la guerra. Porque si no escribimos nuestra memoria otro lo hará por nosotros y estaremos en un gran riesgo que esa memoria afecte en gran medida la imagen institucional.

Para terminar, me gustaría hacer referencia a una de las ideas expuestas en el año 2012 en el marco del “Seminario Experiencias Internacionales en Archivos de Derechos Humanos”, donde Gonzalo Sánchez Gómez expone que la cuestión de los archivos es realmente un asunto político si se tiene en cuenta que la información y la guarda de esta es esencialmente un factor de poder. Que la información es un asunto de poder lo tienen claro los países que se han portado como imperios.   

Visitando el Foreing Office, el archivo del imperio británico, se da uno cuenta de la importancia que para el manejo del imperio tienen el archivo en sí mismo y la información ahí consignada, los cuales son utilizados como soporte del poder del imperio, como recurso de ese poder y como medio para el ejerció de ese poder.

Concluyendo para todos: “Los archivos no solo pueden ser usados para el ejercicio del poder, sino también como amenaza para los perpetradores de la violencia.

Director de Victimas y Memoria Histórica Armada Nacional.

 

Dpto. Comunicaciones

Dpto. Comunicaciones2639 Posts

ACORE es la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares. Nuestra misión está encaminada a velar por el bienestar de los Acorados y sus familias.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password