Historia

Objetivo:
Congregar a los oficiales de la reserva activa de las Fuerzas Militares en una asociación que coadyuve a mejorar su calidad de vida y la de sus familias, proveyéndoles bienestar material y moral, con énfasis en la defensa de sus derechos, en especial aquellos relacionados con la seguridad social y la protección jurídica, con fundamento en los valores humanos, la solidaridad y el compañerismo entre los asociados.

¿Quiénes Somos?

Constituida el 25 de noviembre de 1960, somos la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (ACORE). Desde nuestra fundación, hemos venido ganando y consolidando espacios de participación para la reserva activa en Colombia, convirtiéndonos en la voz más escuchada del sector de la sociedad que ha entregado todo de sí para el futuro y progreso del país y sus ciudadanos.

Nuestra visión a largo plazo nos exige trabajar de manera consistente por el mejoramiento de nuestras condiciones de vida y la defensa integral de nuestros derechos ciudadanos, los cuales adquirimos durante décadas de trasegar por la noble carrera de las armas. 

ACORE congrega a los oficiales de la reserva activa de las Fuerzas Militares de Colombia en una asociación que coadyuva a mejorar su calidad de vida y la de sus familias, proveyéndoles bienestar material y moral, con énfasis en la defensa de sus derechos, en especial aquellos relacionados con la seguridad social y la protección jurídica, con fundamento en los valores humanos, la solidaridad y el compañerismo entre los asociados. 

Pertenecer a ACORE es la oportunidad de mantener el vínculo con todo lo que significa ser parte de una de las instituciones más sólidas del país. Su participación y concurso son fundamentales para conquistar los desafíos de la reserva activa, contribuir al desarrollo de proyectos relacionados con el mejoramiento de nuestra calidad de vida, así como mantener el hilo conductor de las relaciones entre activos y retirados para lograr propósitos comunes. 

Tienen posibilidad de vincularse a la asociación los oficiales de las Fuerzas Militares egresados de las escuelas de formación (Ejército Nacional, Armada República de Colombia y Fuerza Aérea Colombiana), así como los Profesionales Oficiales de la Reserva y las señoras viudas de los oficiales acorados.

A los 25 días del mes de Noviembre del presente año, siendo las 7 p.m., se reunieron en los salones del Club Militar de las FF.AA., en esta ciudad los señores Brigadieres Generales: Emilio Tovar L., Alberto Boada A., Gilberto Montoya y Jesús Lloreda. Coroneles: Julio Santoyo M., José J. Forero y Héctor Materón, Capitán de Navío: Alejandro Pérez; Tte. Coroneles: Enrique Price, Mario Añez, Diego J. Ferro, Ernesto Chacón del C., Alfonso Rojas, Rafael Lozano, Hernando Sánchez, Rafael Rozo S., Guillermo Guzmán V. y Carlos Corredor P., Capitán de Corbeta: Jorge Pardo. Mayores: Enrique Castillo, Arturo Ramírez, Manuel Navia, Luis E. Herrera, Ernesto Gómez G. y Efraín Guerrero. Capitanes: Jorge Jaramillo, Miguel H. Monroy, Joaquin Senior, Alberto Mendoza, Roberto León, Jorge Bueno, Jorge Moure, Arturo Uribe, Pio Eberto Riveros y Francisco Acosta C. y Teneinte Alfonso Guarín con el fin de fundar la Asociación Colombiana de Oficiales de las FF.MM. en Retiro “Acore”.

Al efecto se procedió como sigue: Los allí presentes se constituyeron en Asamblea General, bajo la presidencia del Señor Coronel Julio Santouo quien en nombre de los gestores de esta iniciativa explicó clara y ampliamente la necesidad de buscar la Asociación del Gremio de Oficiales de las FF.MM. en Retiro se están desaprovechando sus capacidades, experiencia y dotes de Caballeros, condiciones que bien arraigadas traerán beneficios para la Patria y para el Gremio en particular. Para orientar en forma precisa a todos los asistentes dispuso el Sr. Coronel Santoyo dar lectura al proyecto de Estatutos que había sido elaborado previamente. Fue puesto a discusión de todos los Asistentes y una vez cumplido este requisito fue sometido a votación, con el resultado de aprobación por unanimidad. Acto seguido se procedió a la elección de la Junta Directiva.

Fue presentada una sola plancha la que fue discutida por los asistentes y luego sometida a votación y elegida por unanimidad. La elección recayó en los siguientes oficiales: Principales: General Alberto Boada A., Coronel Julio Santoyo, Tte. Coronel Rafael Rozo, Tte. Coronel Guillermo Guzmán, Capitán de Corbeta Jorge Pardo, Coronel José J. Forero, Capitán Francisco Acosta C. Suplentes General Jesús Lloreda, Capitán Arturo Uribe, Coronel Héctor Materón, Capitán Jorge Bueno, Capitán Jorge Moure, Tte. Coronel Ernesto Chacón del C. y Teniente Alfonso Guarín. A las 8 y 30 p.m. y no siendo mas el objeto de la reunión se dio por terminada. La presente acta fue aprobada por todos los asistentes quienes para constancia la firman

Fdos. Brig Generales: Emilio Tovar L., Alberto Boada A., Gilberto Montoya y Jesús Lloreda. Coroneles: Julio Santoyo, José J. Torres, Héctor Materon, Capitán de Navío Alejandro Pérez T., Tte. Coroneles: Enrique Price, Mario Añez, Diego J. Ferro, Ernesto Chacón del C., Alfonso Rojas, Rafael Lozano, Hernando Sánchez, Rafael Rozo, Guillermo Guzmán, Carlos Corredor P., Capitán de Corbeta Jorge Pardo, Mayores: Enrique Castillo, Arturo Ramírez, Manuel Navia, Luis E. Herrera, Ernesto Gómez G. y Efraín Guerrero, Capitanes: Jorge Jaramillo, Miguel A. Monroy, Joaquín Senior, Alberto Mendoza,, Roberto León,  Jorge Bueno, Jorge Moure,Arturo Uribe, Pio E. Riveros, Francisco Acosta C. y Teniente Alfonso Guarín, Bogotá, D.E. noviembre 25 de 1960.

Otro Si: Se deja constancia que durante esta misma asamblea fueron nombrados el Señor Vice-Almirante Rubén Piedrahita Arango como Presidente Honorario del Consejo Consultivo y del Señor Capitán de Navío Alejandro Pérez T. como Revisor Fiscal.

Galería de presidentes Años

Coronel Julio Santoyo Merchán

Brigadier General Alberto Boada Acero

General Germán Ocampo Herrera

Mayor General Alfonso Saiz Montoya

General Hernando Mora Angueyra

Mayor General Alberto Rueda Terán

Coronel Leopoldo Uribe Saint Román

Contralmirante Luis A. Baquero Herrera

General Guillermo Pinzón Caicedo

Brigadier General Armando Vanegas Maldonado

Teniente Coronel Alfonso Rojas Martínez

General Alberto Ruíz Novoa  

Brigadier General Raúl Martínez Espinosa

Brigadier General Gabriel Puyana García 

Brigadier General José Jaime Rodríguez Rodríguez

Mayor General Armando Pinzón Caicedo

Contralmirante Luis Carlos Jaramillo Peña 

Coronel Luis Alfonso Rincón Aldana 

Contralmirante Juan Pablo Rairán Hernández

General Rafael Samudio Molina

Mayor General Juan Salcedo Lora 

Brigadier General Jaime Ruíz Barrera

Coronel José John Marulanda Marín

1960-1961

1961

1962

1963-1964

1964-1965

1965-1966

1966-1968

1968-1969

1969-1972

1970-1971

1972-1973

1973-1983

1983-1985

1985-1988

1988-1991

1991-1993

1993-1994

1994-1998

1998-2000

2000-2008

2008-2012

2012 – 2021

Actualmente

 

 

 

La Sede De Acore, Una Historia Con Tradición

ACORE, creada el 25 de noviembre de 1960 por oficiales en retiro de las Fuerzas Militares de Colombia; unida por el amor a su Patria y a sus Fuerzas Militares, funcionó inicialmente en el barrio Palermo de la ciudad de Bogotá, en una antigua casa de estilo Inglés ubicada en la avenida 46 # 16 A – 51; las casas de este sector de Bogotá tienen un factor en común, y es  su característico estilo inglés, esta casa en especial es de la época republicana de Colombia; el estilo es Inglés-Tudor, este es originario de la Casa Tudor o la Familia Tudor, monarcas galeses del siglo XIII; cinco de ellos gobernaron los reinos de Inglaterra y de Irlanda y los tres más representativos de esta dinastía fueron: Enrique VII, Enrique VIII e Isabel I, ellos lograron convertir al Reino de Inglaterra en un Estado poderoso desde la época del renacimiento. 

El estilo Tudor era el más representativo en el plano artístico, con el nacimiento de la reconocida y brillante literatura inglesa; político con la “Reforma de Inglaterra” que logró la expansión del reino durante la edad media; y arquitectónico, con la construcción de bellas y representativas edificaciones del medio evo inglés. 

Captura de Pantalla 2022-01-31 a la(s) 1.22.06 p. m.

Hoy en día sigue en píe, y hace parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad, en la actualidad, con el cambio de nomenclatura la dirección actual de esta casa es diagonal 46 con la transversal 16 A – 38 en el barrio Palermo. Este lugar funciona como sede de la comunidad religiosa de Cristo Maestro, fundada en Bogotá el 16 de julio de 1992 por el padre Ernesto Andrés Sardi de Lima; como una organización naciente está llamada a estar con permanente comunicación con Dios y con la Iglesia Católica; esta sede está integrada por tres hermanas misioneras, que se dedican a la formación integral de niños y jóvenes el alto riesgo físico y moral; al especial cuidado de enfermos terminales y llegar a los lugares donde nadie quiere ir a evangelizar a los más pobres y necesitados. La organización tiene cuatro hogares en el resto del país y también tienen sede en Honduras. 

Captura de Pantalla 2022-01-31 a la(s) 1.22.18 p. m.

Un nuevo rumbo para ACORE

El día 15 de abril de 1975, la Junta Directiva de ACORE, bajo la Presidencia del Sr GR Alberto Ruiz Novoa, adquirió una hermosa casa ubicada en el sector de granada 3 al nororiente de la ciudad de Bogotá; la que desde entonces se convirtió en nuestro principal punto de encuentro, en un símbolo de la unidad de la Reserva Activa del país; en un templo y en un Cuartel General simbólico de la Unión de los Oficiales militares retirados.

Hoy, después de más de 45 años de su adquisición; nuestra sede es el lugar donde convergen los intereses y proyectos de la familia acorada del país. 

1948: Año de construcción y su primer dueño, un inmigrante alemán

Captura de Pantalla 2022-01-31 a la(s) 1.22.24 p. m.

1948 fue uno de los años más recordados por los Bogotanos, esto debido a que el 9 de abril de ese año ocurrió el llamado “Bogotazo”; así se le llamó a la airada y agresiva respuesta popular por el asesinato del candidato liberal Jorge Eliecer Gaitán a manos de Juan Roa Sierra. Aquel día se vivió una violencia en Bogotá, debido a que el centro de la ciudad fue incendiado por los manifestantes, el tradicional ferrocarril de los capitalinos fue destruido y la incipiente tranquilidad y estabilidad política del país se volvía a desmoronar con la violencia ocasionada por odios y rencores bipartidistas. 

El 2 de diciembre del año 1948, el señor Hermman Bohlem, ciudadano alemán residente en Colombia compró una casa esquinera ubicaba en la zona de Granada Número 3 de la ciudad de Bogotá, hoy barrio Rosales; la adquisición se hizo a la Urbanización Miraflores Ltda, por un precio de $ 540 mil pesos de la época. 

El lote tenía una superficie de 689.77 mts 2 lo que equivalía a 1077.75 varas cuadradas y la casa estaba construida en 487 mts 2, edificada en ladrillo de barro, con dos antejardines, enchapes en madera, un gran hall y varias habitaciones; la dirección registrada de la residencia, que aún se conserva, fue la de Calle 70 # 4-24. 

El estilo de esta casa corresponde al moderno del principio de los años 20, esto por sus techos planos y por su ruptura de estilos tradicionales. Sus materiales de construcción y algunas formas en sus techos corresponden a un estilo inglés, estilo característico de algunos sectores tradicionales de Bogotá, como el Bosque Calderón Tejada (hoy chapinero alto), Palermo y Bosque izquierdo. 

Su dueño, el señor Hermman Bohlem, era un empresario alemán dueño de H.B Estructuras Metálicas S.A. y junto a su esposa, María del Carmen Sepúlveda de Bohlem, habitaron la casa juntos hasta el año de 1966; fecha en la que murió el señor Bohlem. 

En ese momento la ciudad de Bogotá estaba pasando por un crecimiento exponencial hacia el norte y el oriente donde se estaban edificando lujosas propiedades al pie de los cerros. Las grandes vías de la ciudad estaban iniciando su construcción y la urbanización de la capital era desbordante; en el centro se encontraba el corazón político y social, así como los lugares emblemáticos para la sociedad bogotana, como la Plaza de Bolívar, las antiguas casas del sector histórico, las iglesias principales, la plaza de toros de Santa María y barrios de trabajadores como la Perseverancia, Egipto y Belén. 

Hacia el norte sobre la carrera séptima estaban ubicadas grandes haciendas de familias pudientes de la ciudad; en el occidente de Bogotá se encontraban los barrios de la Soledad y Teusaquillo, este sector es reconocido por la gran influencia del estilo inglés en sus edificaciones; casas del principio de los años 20 que conservan sus estructuras hoy en día. 

La casa de ACORE y la historia capitalina

En el año de 1934 un ciudadano austriaco llamado Jacobo Temel salió de su país a causa de la ofensiva Nazi, su destino, una ciudad sudamericana llamada Bogotá, donde varios judíos austriacos habían encontrado refugio. Su hermano Max llegó a la ciudad en 1937 tras haber escapado de los Nazis en Viena. 

Juntos inauguraron en el año de 1937 un restaurante llamado “El Temel”, el cual tuvo su primera sede en la calle 17 # 4-95 cerca al parque Santander, uno de los referentes de los capitalinos de aquella época. El restaurante se posicionó como el lugar predilecto de reunión y regocijo de la sociedad bogotana y nacional. 

Con el tiempo, El Temel abrió su propia sede en la carrera 8ª entre las calles 15 y 16, se convirtió en un referente de la gastronomía nacional e internacional; era una parada obligada para los nacionales y extranjeros que visitaban Bogotá. 

El 5 de noviembre de 1970 y después de la muerte de su esposo, María Teresa Sepúlveda viuda de Bohlem, le vendió la casa a Jacobo Temel; el precio se acordó en $450.000 pesos de la época y el negocio se pactó en tres pagos, el primero de $75.000 pesos de contado, $175.000 al término del primer año y $ 200.000 pesos al término de dos años. 

Luego de cinco años de vivir en la casa, Jacobo Temel migró a los Estados Unidos y vendió la residencia a ACORE por un precio muy asequible para la organización. 

1975, el inicio de un nuevo futuro para ACORE. 

Previo a la fecha de la compra de la casa, en la revista edición 8 de enero, febrero y marzo de 1975 se le informó a los acorados la adquisición de este nuevo inmueble; en esa ocasión, ACORE describió este gran logro para la asociación de la siguiente manera: 

“Nuestra nueva sede representa así, sin lugar a dudas, un nuevo hito en la vida sólida de la Asociación y refleja un paso de progreso que bien vale la pena destacar, porque está indicando no solo a nosotros mismos, sino a nuestros compañeros y a la actividad del país, que, si existimos, que es evidente que estamos unidos y que es cierto que poco a poco vamos camino al progreso con el propósito de lograr en el más inmediato futuro una efectiva representación nacional.  Ahora bien; ya tenemos una SEDE PROPIA para nuestro beneficio común. Se nos ha dado una nueva oportunidad para rencontrarnos, para valorar más en su medida nuestra condición de oficiales de las F.F.M.M. en retiro; significativo denominador común que nos cobija a todos para beneficio de todos. Afiancemos ahora más que antes nuestros lazos de compañerismo, orientemos nuestro espíritu hacia la ASOCIACIÓN para el progreso y convirtamos la SEDE PROPIA, ahora más sólida, en nuestro segundo hogar; esto nos facilitará en el futuro realizar planes más importantes y significativos para la comunidad militar de Colombia”.  (Revista de ACORE edición 8 de enero, febrero y marzo de 1975)

El 15 de abril de 1975, por medio de la escritura 1143 ante la notaría 14 del círculo de Bogotá; ACORE registró la compra de la casa a Jacobo Temel por $ 1’225.000 pesos de la época. El Sr GR Alberto Ruiz Novoa, presidente de ACORE, representó los intereses de todos los acorados en la adquisición de esta sede. 

“Un día el vicepresidente, ALM (RA) Porto Herrera, me dijo que había una casa que estaban vendiendo muy económica en la calle 70 con carrera 4. El vendedor era un judío-austriaco que se iba para Estados Unidos; con él se negoció la casa por un monto de $1’225.000 de la época. En ese momento la cuota de los Acorados era de $25 pesos y yo la subí a $100; en la casa se comenzaron a reunir los oficiales, los almuerzos se empezaron a organizar en la nueva sede y se invitaban con orgullo a los presidentes de la república. Desde ese momento; ACORE comenzó a funcionar muy bien, se adquirió la importancia de la cual hoy goza”. Palabras del SR GR Alberto Ruiz Novoa; Libro Oro de ACORE 50 años. 

Durante estos 46 años en los que ACORE ha estado ubicado en esta hermosa sede; ha sido remodelada en varias oportunidades para darle la comodidad y crear el sitio ideal de reunión de nuestros socios; para velar por la salud de nuestros acorados con la prestación de servicios en nuestro centro médico, actualmente en proceso de reconstrucción y fortalecimiento. 

 Esta nueva sede ha atestiguado las grandes gestas de nuestra asociación; ha albergado a importantes invitados que han contribuido a la construcción del país y al fortalecimiento de las Fuerzas Militares. Esta casa no solo es del presente, es del futuro de todos los oficiales activos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea que podrán ver a ACORE y a sus 16 seccionales a nivel nacional e internacional como un segundo hogar, una segunda familia, otra forma de seguir fortaleciendo la Reserva Activa y a través de ella, la institucionalidad democrática y de libertad del país 

En estos 46 años, 12 presidentes de ACORE han pasado por esta casa; ellos han contribuido al fortalecimiento de la sociedad año tras año y han cimentado las bases para un buen presente; un mejor y largo futuro.